domingo, 20 de abril de 2014

Un AVE desocupado, sin pasajeros, sin viajeros






Uno de cada cuatro trayectos del AVE solo tiene un pasajero al día


Ave 112 Madrid-Valencia en Villanueva de la Jara. Cuenca. Foto: Juan Pérez



Según un interesante artículo publicado (1) hace ya unas semanas, con respecto a la Alta Velocidad Española, algo que “corre, pero que no transporta” en la misma proporción a su velocidad algo llamado viajeros, clientes, personas, usuarios, en el año 2012 se contabilizaron 10 rutas o recorridos, entre 22 estaciones de la red AVE, con menos de 10 pasajeros en los doce meses y otras 88 con menos de 5 viajeros diarios. Únicamente 16 relaciones superaron los 100.000 pasajeros al año y tan sólo dos rebasaron el millón. En palabras de Fernando Alonso, en sus tiempos de militancia en Renault F1, ¡¡¡ toma, toma, toma !!! 

Entre Puente Genil y Córdoba por ejemplo, las cosas no mejoran desde luego, pues viajaron en todo el año 295 personas, entre Guadalajara y Calatayud fueron 127, como el antiguo coche de la Seat y entre Antequera y Puertollano, 108. En el año 2013, nada cambió e incluso empeoró. Es desde luego un desastre de proporciones casi bíblicas, aunque el gobierno lo oculta por activa y pasiva, de manera mendaz, como sucede con todo aquello que no les gusta, que no vienen bien que los posibles votantes sepan.



¡Ni good in the station! AVE de Villena. Foto: bloghotelius



Entre los tópicos que se han ido acuñando a lo largo del quinquenio de una crisis que asola especialmente a este “país llamado Egpaña”, hay uno que se refiere a los tiempos de las vacas gordas y asegura que “cada pueblo de España quería tener su AVE”. Con la perspectiva del tiempo se puede comprobar que muchas localidades lo consiguieron sin razones de población, económicas, de sencilla viabilidad, sencillamente por estupidez de algunos/as que no manejaban su dinero, si no el de todos, el público.

El resultado de aquel empeño es que, a día de hoy, el 23% de los trayectos de un total de 206 conexiones que se explotan entre las más de 25 estaciones del tren veloz, del AVE, han sido lo que podemos calificar de “trayectos unipersonales”. Según datos facilitados por Renfe, en 48 rutas de las 206 para las que la operadora ofreció horarios y vendió billetes, viajaron uno o menos de un viajero por día; en una palabra, desastre. Siendo más explícitos, ruina. Más aún, 10 de ellas fueron utilizadas por menos de 10 pasajeros a lo largo de los 12 meses.



AVE Valencia, una millonada para cuatro trenes y vacios. Foto: Leo Ferrer


Entre las estaciones en las que existieron relaciones con menos de diez pasajeros al día está la de Tardienta en Huesca; de los diez trayectos de ida o retorno con parada en este apeadero, con dos servidas por los Siemens serie 103 ni más ni menos y 18.000.000.000 de pesetas de las de antiguo invertidas, mejor tiradas, sólo dos logran un pasajero por día. De los ocho restantes, dos suman poco más de 30 pasajeros a lo largo del año y seis no llegan ni siquiera a diez viajeros en los 12 meses.

Pero este pequeño pueblo aragonés no es un caso único. Poblaciones con mucho más empaque como Guadalajara-Yenes, 2 trayectos, Huesca, 1, Calatayud, 2, Antequera, 2, Puertollano, 2, Cuenca, 1, Utiel-Requena, 2 o Puente Genil, 2, explotan alguna relación con menos de 10 pasajeros al año. Si a estas estaciones le sumamos de ciudades como Ciudad Real o Lleida, habremos identificado las poblaciones desde las que se explotan la práctica totalidad de los 48 trayectos del AVE a los que calificaremos de “unipersonales” porque tuvieron uno o menos de un pasajero por día. Por ejemplo, entre Puente Genil y Córdoba viajaron en todo el año 295 personas; entre Guadalajara y Calatayud, 127; entre Antequera y Puertollano, 108.



AVE "emigrante" serie 100 en Toulouse. Foto: Facebook


La cifra de 48 rutas infrautilizadas se eleva hasta 88 si ponemos el listón un poco más alto y contabilizamos la relaciones que tuvieron cinco o menos de cinco pasajeros al día en 2012. Prácticamente las 22 estaciones de la red del AVE que durante el pasado ejercicio estuvieron "activas" tienen algún trayecto con estos ratios.

Si le damos la vuelta a los datos y analizamos los trayectos con mayor afluencia de usuarios comprobamos que las cifras tampoco son como para echar las campanas al vuelo. Únicamente 16 trayectos cuentan con más de 100.000 pasajeros a lo largo del año y, entre ellos, solo dos superaron el millón de viajeros en el ejercicio. Estas rutas son Barcelona-Madrid con 1.309.862 pasajeros y Madrid-Barcelona, 1.304.697. El resto andan como sigue:



Madrid-Sevilla: 982.258  //  Sevilla-Madrid: 966.615


Madrid-Valencia: 828.933  //  Valencia-Madrid: 822.592


Madrid-Málaga: 688.172  //  Málaga-Madrid: 687.041


Zaragoza-Madrid: 539.627  //  Madrid-Zaragoza: 538.997


Y luego Madrid-Córdoba, 305.971, Córdoba-Madrid, 305.573, Zaragoza-Barcelona, 252.699, Madrid-Tarragona, 138.013, Tarragona-Madrid, 137.246, Madrid-Lleida, 112.375 y Lleida-Madrid con 112.076. Son cifras cuando menos pobres, escasas, bajas para una inversión total de + 55.000.000.000 de euros por el momento.



AVE serie 102 "reposando" en el taller Cerro Negro. De: Google


Alguien podría afirmar que es lógico que en las pequeñas estaciones, y en los trayectos entre ellas, se contabilicen pocos viajeros, ya que el tren de alta velocidad está pensado para transportar grandes masas humanas entre grandes núcleos de población. El razonamiento es cierto, pero obvia que estaciones como las de Antequera, Cuenca, Guadalajara, Puente Genil, Puertollano o Requena-Utiel, con un número ínfimo de pasajeros son todas de nueva planta, y en cada una de ellas se han invertido decenas de millones de euros para nada. 

En el mismo sentido, hay que recordar que del parque de 219 trenes de alta velocidad con que cuenta Renfe, en el que se han invertido más de 5.000 millones de euros, sólo 86 han sido diseñados para los trayectos directos entre grandes capitales del país, series 100, 102,103 y 112. Las restantes 109 unidades fueron adquiridas para los servicios Alvia y Avant, es decir, para Media Distancia (2), esta AVE.



Carísimo Renfe serie 114. Chamartín 02.10.2012. De: sammas



En los Alvia, que no son trenes con ese mismo nombre si no solo servicios, una “marca”, una etiqueta, de las muchas que utiliza o ha utilizado Renfe, fundamentalmente las series 120, 121, 130 y s730, se aprovecha el sistema de cambio de ancho de ejes y/o tensión correspondiente en la catenaria, para unir poblaciones menores enlazadas por vías de la red convencional, la de ancho Renfe en 1668 mm, con las infraestructuras de la onerosa red AVE, ancho UIC – 1435 mm.

Los servicios Avant, series 104 y los carísimos 114, estos últimos con rangos de coste de plaza casi inasumibles, son trenes de menor rango que los AVE, se utilizan para unir las grandes capitales con las poblaciones de menor tamaño sin mercado, sin demanda de viajeros-usuarios,  que ya están conectadas por cierto con trenes de alta velocidad previamente. Desde luego no parece que este gigantesco esfuerzo en inversiones e infraestructuras haya tenido la recompensa que se buscaba sobre el papel, con unas previsiones totalmente falsas, sacadas de no se sabe donde, por gentes sin preparación, sin sapiencia ferroviaria, con intenciones nada claras, salvo llenar abundantemente los bolsillos de constructoras, subcontratas, prebostes y políticos/as varios.


"El gasolinero". AVE serie 730 provincia Zamora. Foto: Marcos Maté




© Sammas


Ver también:


¿Ancho Renfe o UIC?

¿AVE a Portugal?

Media Distancia, Medias Verdades

¿AVE para todos? 

"Grandes automotores, los TAR"

"Revilla 444"

"El tren del gasoil, DUAL 730"


"Luces y sombras". AVE serie 130. De: Google