martes, 18 de diciembre de 2012

DUAL (II)





Mi "viaje" en el  DUAL

 


Paso a describiros a modo de "libro de ruta", el viaje desde A Coruña con destino Madrid-Chamartín a bordo del DUAL, ese nuevo invento "híbrido", entre no se sabe qué, si diesel, si eléctrico, pero como siempre pergeñado por la muy poco razonable RENFE.

Frontal s730 en A Coruña

Partimos de A Coruña a la hora prevista, las 15:40h, con una ocupación de entorno al 75% que se tornará a completa, a partir de la parada en Santiago. A unos 10 km de la salida ya circulamos a 150 km/h, para ascender a los 175 km/h y llegar a los 200 km/h en aproximadamente 30 km. El tren rueda con cierta soltura, aunque NO con la comodidad que muestran desde hace ya 20 años los AVE serie 100 Alstom, "derivados modernos" de los TGV franceses, ni tampoco de los serie 103 del fabricante alemán Siemens, que tenemos en España en servicio desde el 2008, en parte por la calidad de la vía a falta de una nueva pasada final de bateo y estabilización, así como por el característico sistema de rodales de los coches Talgo, que necesitan de una excelente vía para un rodar perfecto y ausentar así sus típicos ruidos.

Y es todavía más sorprendente, pues la linea AVE por la que circulamos fue inaugurada en fechas recientes, aunque en ancho de via Renfe a la espera de la finalización de los costosísimos trabajos en más de 300 km de longitud, del tramo Ourense-Puebla-Zamora-Medina del Campo, cifrados en una cantidad superior a los 6.000 millones de €, aunque otros hablan de casi 9.000 millones de €, a invertir entre los próximos años de obras, que podrían variar desde los 5 a los 7 más como mínimo. 

En poco menos de 25 minutos llegamos a Santiago de Compostela y lo que debía ser una breve parada, se convierte en casi 10 minutos de detención, pues una viajera septuagenaria de Nueva Zelanda cae entre coche y anden, quizás "víctima" del albariño. La "atención" de la azafata de la empresa Cremonini, alcanzará cuotas nunca vistas para un viajero/a autóctono desde ese momento y abarcará la totalidad del viaje, aprovechando de paso para mejorar su inglés "de tipo medio". 

Tras el arranque, lenta salida de esta localidad gallega a poco más de 50 - 60 km/h, entrando a continuación a contravía. Dado que estamos en un trayecto banalizado no tiene la menor importancia, pudiéndose alcanzar la velocidad máxima de itinerario en ambas vías, pero se tardará en llegar a 150 km/h mas de 15 - 20 km, para luego “coger” los 180 km/h pasados 7 minutos más. Los 200 km/h se “tocaran” una sola vez, rodando en ocasiones con movimientos laterales y baches, algunos MÁS pronunciados y evidentes de lo debido, impropios de una línea de "Alta Velocidad" y entre velocidades de 175 – 190 km/h. Luego paso por un túnel a 150 km/h, acelerando a 175 – 190 km/h para tocar levemente los 200 km/h de punta de nuevo y pasados unos minutos, deceleración perceptible a base de freno eléctrico llegando a Ourense tras 40 minutos, para fijar marcha primero en los 75 km/h y luego "traspasar" la zona neutra 25.000/3.000 voltios a menos de 50 km/h con detención en la señal de entrada, pues el Combo o Híbrido procedente de Vigo debía situarse en cabeza de la doble DUAL hasta Madrid Chamartín. 

Fotos: Luis C. Zacarias y SkuoNe


Tras el rápido acople de ambas ramas y puesta en marcha de los grupos diésel, partimos de Ourense y aquí si que comenzará lo que yo he denominado "tren del twist", pues en pocos minutos y a solo 100 km/h, los golpes de vía son constantes, crees estar en una atracción de feria y empiezas a pensar en la próxima abultada factura del dentista, dado que con solo intentar ponerse en pie, se pueden perder varias piezas dentales, debido a los movimientos a un lado y a otro de la vía. Alcanzados los 115 km/h, la tercera parte de la velocidad necesaria para que un avión despegue, solo quedar rezar aún para gentes ateas o poco creyentes. 

En el lado izquierdo se pueden ver los avances en los trabajos de explanación de la nueva linea AVE Ourense-Medina del Campo hasta pasadas las estaciones de Baños de Molgas y Laza-Cerdedelo, teniendo que trazar dos variantes provisionales del trazado Renfe a una reducida velocidad de entre los 50 - 60 km/h. En esta última localidad se encuentra una bateadora Plasser & Theurer que ha debido encargarse de esos trabajos, pero no de dar una buena pasada al tramo de vía en su conjunto. 


"Ni rápido, ni lento, a 100 km/h". Foto; elpais


La aceleración en diésel es lenta, costosa y humeante, extraño en unos motores MTU tan nuevos. Antes de llegar a la parada de A Gudiña, tras 1 h desde nuestra salida de Ourense, atravesaremos tres tuneles a 100 km/h con fortísimos golpes en los rodales, haciendo tope vertical en ocasiones en el sistema de suspensión neumática por balonas de aire situadas en la parte superior de los rodales, con un clásico sonido a "martillazo". También en esta localidad vemos de nuevo una maquina de bateo, seguramente para los nuevos desvíos tipo "DS" instalados en fecha reciente.


Foto: Mario Ortega


Partimos de A Gudiña tras una parada de 2 minutos y la vía mejora algo, bien es cierto que viajamos a 85 km/h. Los trabajos de la nueva infraestructura AVE están en su fase inicial. Llegados a la estación de Lubían se aumenta considerablemente la velocidad del tren, marcando primero 110 km/h y nada más entrar en el impresionante túnel del Padornelo se alcanzan los 135 km/h con un magnífico rodar, con una estabilidad no vista hasta el momento, desde el abandono de la linea A Coruña-Ourense. Pasada la estación de Requejo bajamos a 100, para luego mantener los 85 km/h y en Pedralba cruzar con el DUAL ascendente sin detenernos, pues rodamos con marcha a la vista, es decir, a 5 km/h, para posteriormente estacionarnos poco tiempo después en Puebla de Sanabría empleando 52 minutos desde A Gudiña. La estación de esta localidad sigue siendo la más bonita y mejor conservada de la línea sin duda alguna.

Y a partir de esta localidad, el aire acondicionado dejará de funcionar y empezará a "oler a chamusquina", que por definición es "dar la impresión de que un asunto va a tener mal final". Y desde luego eso era lo que parecía que iba a pasar, de no ser por la rápida, por la muy profesional actuación del mecánico de Talgo que durante la marcha del tren y por un tiempo superior a 30 minutos, estuvo intentando reparar el grupo rectificador trasero de la rama procedente de A Coruña hasta por fin solo poder “puentearlo”, continuando con lo previsto hasta Medina del Campo, pero en tres motores, no sin antes una repentina parada llegando a la estación de Carbajales de Alba. Verle la cara y sobre todo las manos enrojecidas, era signo y señal de lo sucedido en el cuarto motor.


Talgo DUAL s730 entre O Irixo-Ourense. Foto: J. Portas

Continuando el relato, desde Puebla de Sanabria se rodará a 90 km/h, bajando a 75 para volver a los 105 km/h en las cercanías de la estación de Linarejos para luego bajar a 60 km/h en dos limitaciones temporales por cambio de traviesas "RS" por las monobloque, seguido de la vuelta de los fuertes golpes de vía y aumento a 100 km/h. Esta mejora en un breve plazo de tiempo y de manera considerable a partir de Abejera, rodando muy dignamente a 115 km/h y de nuevo la vía empeorará tras pasar por Ferreruela de Tábara, oscilando el rango de marchaAndavías, La Hiniesta y Zamora se rodará con puntas de 125 km/h, pero con una estabilidad bastante deficiente, llegando a Zamora a la hora prevista. 

Reanudamos la marcha tras 3 minutos detenidos, tras la bajada de algunos viajeros en la que en su día fue una importante estación, tanto para el tráfico de viajeros como también de mercancías, pero hoy reducida a dos míseras vías provisionales con andenes sobre tableros muy poco seguros, pues la Alta Velocidad lo canibaliza todo, tanto en espacio físico como en presupuesto, saliendo lentamente a 30 km/h pues las obras de plataforma de la nueva LAV están activas.


Caos en la estación provisional de Zamora


A pocos kilómetros la velocidad se situará en 115 km/h, para ascender posteriormente a 130, luego 140, descender a 110, subir a 130 / 135, descendiendo de nuevo a 95 km/h al paso por la estación de San Román, pues la calidad de la vía empeora de forma abrupta. Podemos ver además terminadas las obras de infraestructura de la nueva línea AV hasta pasada la estación de Toro, en paralelo a la actual linea en servicio. La pregunta de nuevo es ¿el desdoblamiento de vía y un tercer carril no hubiera ahorrado cientos de millones de euros a todos?
 
Ganaremos de nuevo velocidad situándose en 120 km/h, para luego "coger" 140 km/h en más o menos buenas "condiciones" durante unos kilómetros y ya en las cercanías de Medina del Campo bajar a 125, para luego descender a 110, 85 y tomar con sumo cuidado los vetustos cambios de vía de este importante nudo ferroviario venido a menos, a la velocidad reglamentaria de 30 km/h, estacionándonos puntualmente tras 55 minutos de haber partido de Zamora.  

En poco más de 4 minutos los motores diésel quedan por fin silenciosos, pues de nuevo contamos con energía eléctrica a 3.000 voltios captada a través del pantógrafo del tren. Con la composición ya dispuesta con foco blanco en régimen de maniobras, avanzamos primeramente a 15, luego a 10 y finalmente a 5 km/h, en la entrada al cambiador de ancho de vía, donde también "mutamos" la tensión de alimentación. 


Variante Olmedo. Foto; photobucket.


Posteriormente comenzamos a rodar por el "famoso" tramo de pruebas Medina del Campo - Olmedo en ancho "internacional", aún con vía de tres "hilos o carriles", es decir en 1.435 mm y voltaje "a 25.000". El tren acelera enseguida a 115 km/h, más tarde a 175 km/h con unos importantes golpes de vía y de nuevo descendemos primeramente a 85 km/h para situarnos a 75 km/h llegando a Olmedo, pues un muy caro tren del siglo XXI deberá cruzar un bonito puente metálico del siglo XIX sobre el río Adaja y a su salida encontraremos además una curva extremadamente cerrada de unos 300 metros de radio que una vez superada dará lugar a la detención del tren forma más bien seca.

Puente sobre el Rio Adaja. Olmedo

Reanudamos la marcha tras 3 minutos parados en pleno campo y tras ingresar en la LAV Valladolid-Segovia-Madrid, con una aceleración no tan brillante como la deseada para este tipo de trenes, nos llevará desde los 160 km/h nada más pisar la verdadera linea de Alta Velocidad, aumentando a 175 - 200 km/h con algunos golpes de vía impropios de este tipo de infraestructuras, a los 218 km/h sin poder llegar a los 220 km/h al menos. Tras algo más de 25 minutos desde nuestra salida de Medina del Campo, llegamos a una nueva estación situada en un secarral, en un lugar en donde no crecen ni las malas hierbas y para colmo a una distancia de más de 9 kilómetros del centro de la espectacular ciudad histórica de Segovia, llamada ahora pomposamente Segovia - Guiomar. 

Tras 3 minutos detenidos, iniciamos nuestro último tramo saliendo lentamente de los andenes acelerando progresivamente pero sin ningún "nervio", a 75 - 105 - 115 y 150 km/h, entrando en el largo túnel del Guadarrama de más de 28 kilómetros de longitud, llegando a 205 km/h con un rodar suave sobre la vía en placa y justo al salir nos quedaremos sin tracción, seguramente por el salto del disyuntor al atravesar la zona neutra que se encuentra a su salida, descendiendo la velocidad hasta 150 km/h. De nuevo con tensión en los motores, alcanzaremos los  175 km/h al pasar por el PAET de Miraflores de la Sierra, acelerando ayudados por la pendiente favorable al entrar en los túneles del Cerro de San Pedro y alcanzar los 237 km/h. Esto durará solo un par de minutos, pues se  comenzará el frenado eléctrico bajando rápidamente a 170 km/h al paso por las cercanías de la localidad de Tres Cantos, luego reducir a 150 - 130 - 115 km/h en las cercanías del Centro de Mantenimiento de Fuencarral, bajar a 60, luego a 30 km/h y situarnos suavemente en la estación de Madrid Chamartín con 9 minutos de retraso sobre el horario previsto.


Un largo y prolongado viaje de más de 6h 18 minutos en un tren, que no es de Alta Velocidad y ni siquiera llega a Velocidad Alta. 




© Sammas 


Fotos: salvo las mencionadas, propias,  Google o Flickr. 




Ver también:  


"Viajando en el DUAL I"
http://sammas2250.blogspot.com.es/2012/12/viaje-dual-s730-estacionado-en-coruna.html

"AVE Extremeño"
http://sammas2250.blogspot.com.es/2013/07/normal-0-21-false-false-false-es-x-none.html 

"AVE odioso, pero que odio de AVE"
http://sammas2250.blogspot.com.es/2013/01/normal-0-21-false-false-false_17.html 

"Un tren bala que si funciona"
http://sammas2250.blogspot.com.es/2014/10/un-tren-bala-con-medio-siglo-de.html 

¿Ancho Renfe o UIC?

¿AVE a Portugal?

Media Distancia, Medias Verdades

¿AVE para todos? 
http://sammas2250.blogspot.com.es/2013/01/normal-0-21-false-false-false_17.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario